Terres de l’Ebre

 

 

Qué ver en Terres de l’Ebre

Parque Natural del Delta de l’Ebre
Es la extensión de terreno virgen y con las zonas húmedas más grande de Cataluña y más importantes de las tierras del Mediterráneo. La desembocadura del río Ebro, que da nombre a estas tierras, forman parte de uno de los parques naturales con una fauna y flora que lo hacen único y excepcional. Con una superficie total de 7.736 hectáreas comprende las comarcas del Baix Ebre y el Montsià.

Se encuentran las balsas de Les Olles, el Canal Vell, el Garxal, L’Alfacada, la Platjola, la Tancada y L’Encanyissada; y también las islas de Buda, Sapinya y Sant Antoni; las penínsulas de la Punta de la Banya y del Fangar y Ullals de Baltasar.

Con una agricultura que tiene en el cultivo del arroz, uno de sus máximos exponentes a nivel nacional, en calidad, variedades y exportaciones por todo el mundo.

La fauna, también es uno de sus puntos fuertes, pues los pájaros, en especies autóctonas únicas y de paso migratorio, hacen un lugar de interés en expertos, amantes y estudiosos del mundo de la ornitología unas tierras de obligada visita.

Los pájaros tienen una gran importancia en la zona donde se cuantifican entre 50.000 y 100.000 ejemplares de 300 especies diferentes.

 

caseta observacion

 

Las condiciones climáticas y del terreno, conjuntamente con su belleza natural, permiten al visitante contemplar un gran espectáculo donde el agua del río y del mar son los protagonistas principales.

Los diversos grados de salinidad del agua facilitan que se puedan encontrar un gran número de peces entre los que destacan las anguilas, los salmonetes y las corvinas, que conviven con especies introducidas como el siluro.

Multitud de rutas y actividades complementan la oferta de la zona del Delta del Ebro

 

 

Parque Natural Els Ports.
El Parc Natural Els Ports también alberga numerosos atractivos. Entre sus macizos rocosos se pueden ver ejemplares de cabras montesas y buitres leonados entre otras especies. Hay centros de información para visitantes en Roquetes, La Sénia y Prat de Comte.

 

Parc Natural dels Ports

 

 

Miravet
Uno de los pueblos más bellos de la zona es Miravet, que destaca por su castillo, su casco medieval y su ubicación entre rocas al borde del Ebro. Otros pequeños pueblos que sobresalen por su casco medieval y su entorno natural son Batea y Arnes.

 

Castillo de Miravet

 

 

Ulldecona
Esta localidad cuenta con un interesante patrimonio arquitectónico, como su antiguo castillo, cuya fundación se remonta al menos al s.XII. Sin embargo, la muestra artística más notable de Ulldecona es muchísimo más antigua. Estamos hablando de sus famosas pinturas rupestres, algunas de ellas realizadas hace 10.000 años. Situadas cerca de la Ermita de la Piedad, estas pinturas prehistóricas forman parte de un conjunto más amplio que en 1998 fue declarado Patriminio de la Humanidad. También podemos encontrar muestras de este conjunto histórico en Freginals, Alfara, Tivissa y Perelló.

Benifallet

Un buen motivo para acercarse a Benifallet son sus cuevas, repletas de estalactitas, estalagmitas y otras curiosas formaciones. Pueden visitarse las Coves de les Meravelles y las Coves del Dos. También se puede dar un paseo por el río en “LLaüt” (embarcación que se usaba antiguamente para el transporte de mercancías por el río)

 

 

coves de Benifallet

 

 

Tortosa

Es una de las poblaciones más importantes de la zona: 4ª en población de toda la provincia y capital del Baix Ebre. Aunque fue muy dañada durante la Guerra Civil, sobreviven numerosos edificios notables, como el Castillo de la Suda o de San Juan (hoy Parador de Turismo), la Catedral, los Reales Colegios, el Monasterio de Santa Clara, etc. Y a ello se añaden sitios de interés como los Jardines del Príncipe, un museo al aire libre lleno de esculturas.

Tortosa catedral

 

 

Gandesa

Fue uno de los principales escenarios de la sangrienta Batalla del Ebro durante la Guerra Civil. Su Centro de Estudios de la Batalla del Ebro es fundamental para entender nuestra historia negra más reciente. Además, Gandesa es importante tierra de vinos (sede del consejo regulador de la D.O. Terra Alta). Su Bodega Cooperativa de Gandesa, joya del modernismo, es de visita obligada.

 

bodega-cooperativa-de

 

 

Horta de Sant Joan

Es conocido por ser punto de acceso al Parc Natural de Els Ports y la zona es ideal para el turismo rural, deportes de aventura, etc. A nivel de visitas, destaca muy especialmente el Convento de San Salvador, declarado Bien de Interés Cultural.

 

Convento de San Salvador

 

 

Amposta

Capital del Montsià, es otra de las poblaciones importantes de la zona y otro buen punto de partida para adentrarse en el Delta del Ebro. Podemos visitar el Museu de les Terres de l’Ebre y su Puente Colgante sobre el río, símbolo de la ciudad.

 

Puente colgante de Amposta

 

 

 

Qué hacer en Terres de l’Ebre

Gastronomía

La cocina de las Tierras del Ebro tiene también una fuerte personalidad y, a la vez, dos grandes áreas marcadas por la diversidad geográfica: la cocina marinera y la cocina de secano o de montaña.
Cuenta, además, con algunos productos básicos de gran calidad: el arroz , el delta produce el 89% de la producción de Cataluña con indicación geográfica protegida, los cítricosnaranjas y sobre todo mandarinas-, los vinos blancos y tintos, y también dulces y rancios, con DO Terra Alta, licores como el anisado de Horta de San Juan, la ratafía o el aguardiente de la Galera, y un aceite de gran calidad, en el Baix Ebre y el Montsià, con D.O.

 

Guia de los mejores restaurantes : Restaurantes de Terres de l’Ebre

 

 

Kayak en el Ebro

Una de las mejores formas de disfrutar del Ebro es hacer una ruta en kayak. Podemos hacerlo por libre o contratar excursiones guiadas.

 

Rutas en bicicleta

Otra forma genial de recorrer el Delta es en bici. Diferentes empresas en la zona las alquilan a precios muy asequibles.

 

Tradiciones y costumbres

En la zona del Delta del Ebro no podéis perder la oportunidad de conocer sus arrozales, sus sistemas de cultivo tradicionales en las fiestas de la plantada y la siega que se celebran en mayo y septiembre, sus típicas barracas de pescadores, su viejo sistema de navegación y otras costumbres locales.

Avistamiento de aves (birdwatching)
Tanto en el Delta de l’Ebre como en Els Ports es muy popular el Turismo Ornitológico. Desde los flamencos de la Punta de la Banya hasta los buitres de las montañas de Els Ports, centenares de diferentes especies de aves se reúnen en las Terres de l’Ebre.

 

Más información en : Terres de l’Ebre